Revelación bajo bosque desiduo

Si fuera un bosque sureño… como suspiro, un infinito e inexplorado haber, arrinconado bajo las plumas de la media e imaginaria línea en la esfera viviente en libertad de una galaxia de gigantes extravagantes.

Si la floresta permaneciera en la era primaveral, un abanico en el horizonte del alba, un haz cenital entre primordios tiernos, santos semidesérticos con ramas denudadas;

Un clima aromático, rocas blancas y tierra negra, un viento refrescante, un rojizo y populoso pincelaje enclavado entre la expansión cóncava de ladera. Durante la titilante luz nocturna se disuelve a un elegante candelabro espinado con flores de xenón atrayendo a voladores nocturnos que apasionan los pétalos húmedos de su morada destellante.
Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario